domingo, 10 de julio de 2011

hola a todos de nuevo, llegué el jueves, con julia, antonio, el cochecito y dos maletas, el aeropuerto de zurich tiene dos grandes edificios y tres plantas cada uno de ellos,l la  planta más concurrida es la intermedia y no   me extraña! ya que  puedes ir a la planta baja pero subir ya es otro cantar, hay 8 ascensores y 4 escaleras mecánicas, yo no podía subir con esas bonitas escaleras, no tenía manos suficientes para llevarlo todo, así que decidí buscar uno de esos ascensores, parecía fácil, pero no, los tres ascensores que estaban a la vista solo bajaban, que cosas ascensores que solo bajan!!! yo preguntaba como se podía subir y la gente me decía que en los ascensores, debían pensar que era tonta como poco, los probé los tres lo juro y ninguno subía, estaba harta más que harta,!!! tenía la sensación de estar atrapada, por que los otro cinco ascensores iban al parking, o al menos estaban señalizados de tal modo y la gente así lo decía, no tenía ganas de ir a ver al parking, pero ya no sabía que más podía hacer, había preguntado a más de 4 personas incluso en una oficina de cambio y nada, así que ya agotada y sin saber que hacer me fui hacia a esos ascensores en los que ponía parking a,b,c,d,e y que supuestamente no llevaban a ningún otro sitio, allí vi a dos chicos con uniforme de operarios de mantenimiento, inmigrantes seguro, bingo!!! además portugueses que suerte muy amablemente me indicaron que si que eran todos para el acceso al parking pero dando una vueltita de500 metros llegaba al tranvía!!!!!!!!!!lo había conseguido!!!!!!!! ja !!aún tenia otro obstáculo por superar, una vez allí arriba cuando ya veia el tranvía  sólo tenía que cambiar dinero en la maquina que hay al ladito de la de los tickets y comprar,l facilito verdad? la maldita máquina se tragó mis 10 euros sin darme el cambio, llamé al teléfono que había allí y servicio no disponible, que mierda!!!! entré al kiosco y le pedí cambio, aquel hombre me mandó al piso intermedio a por cambio, pensé ni hablar y le pregunté por un cajero y me dijo que en el piso intermedio, y yo me pregunto por que no podía haber allí un cajero automático o  una maquina de tickets que aceptara euros o que permitiera  usar  de crédito, como yo las había visto en la estación central,  pero no!  no había ninguna de las tres, que contrariedad, por que no tenía la intención de colarme, pero que iba a hacer, bajar a buscar cambio, que no, que no, ,, ya había sufrido bastante, no tenía ganas de bajar al maldito piso de abajo, así que me colé,  las nueve  primeras estaciones fui asustada mirando si subía algún revisor, pero no, en la décima que tenía que hacer cambio, bajé saqué dinero , pero el kiosco estaba cerrado y no pude conseguir monedas, estaba muy enfadada  quería pagar pero me lo ponían difícil, tenía que ir con los niños y las maletas a otra estación a cambiar billetes pero no lo hice, me subí al  tranvía número siete y me paré a 50m de sprungli pero no compré :era mi promesa si no me pillaba el revisor, yo no comía chocolate,