miércoles, 1 de febrero de 2012


No se cual será el titulo de esta entrada!, lo primero hablaros de  las inclemencias metereológicas! Estamos a menos cinco, mañana a menos 16, nieva y nieva, Julia esta emocionadísima, yo no!!, el domingo pasado queríamos ir a esquiar, pero hacia demasiado frío para unos esquiadores domingueros e inexpertos como nosotros, así  que nos fuimos a unas termas! No estuvo mal! Pero había demasiada gente! eran más de cuatro piscinas con agua muy caliente, una de ellas, la más grande, era exterior  con corrientes que te empujaban contra el de delante, estaba llenísima,  viejos, viejas, familias con niños, y adolescentes dándose el lote por las esquinas y rincones,  un público muy variado pero nada interesante,  no vi. ni un bello bañista que cumpliera los clásicos cánones de belleza  ningún rostro perfecto, una tarde sin nada más bonito que las nevadas montañas que ver.
hoy no tengo chocolate en casa y estoy al borde de un ataque de ansiedad, ya he comido sobrasada, galletas, un yogurt con 5 cucharadas de azúcar, pero nada!!! ¿que tiene el chocolate que me da tanta paz interior? no bajo de la tableta diaria, cuando no es más, es que aquí las tabletas son más pequeñitas, son muy tacaños!!!
Ayer Paulo me llamó drogadicta y me no me gustó así que decidí que hoy no compraba, pero ya le he pedido que me traiga aunque sea una chocolatina de máquina, que malas son las adicciones, pero esto de ser ama de casa como ya os he dicho crea mucha ansiedad y para eso nada mejor que las grasas saturadas, Chocolate, lindt o sprüngli si puede ser, ya empiezo a delirar.... tengo que dejar de escribir, he recordado que tengo una tableta de chocolate de cocina, y algo es algo,
ya estoy aquí de nuevo. El otro día fui al banco, por que mi tarjeta no funcionaba y tras tres  intentos fallidos de poner  el pin,  se bloqueó   y Paulo me dijo :" pues vas al banco y lo solucionas" y allí fui , en esa sucursal no hay sillas, sólo mostradores muy altos que te hacen sentir pequeña e insignificante , claro los peces gordos van a los despachos cerrados , se sientan y toman champagne y caviar,
en ese banco   tienen un personal uniformado y perfectamente adiestrado para saludar primero y sonreír mientras  te dicen que no, allí  al ver mi cara de pobretona  del sur de Europa me quitaron la tarjeta  bloqueada diciéndome que era por seguridad, ¿ que seguridad? ¿la suya?  y me  dijeron que me pusiera en contacto con el servicio de ayuda on line , yo quise hacerlo desde allí, pero no tenía el número de cuenta y ellos no  encontraban mi nombre de  inmigrante reagrupada en su lista de clientes , me mandaron a pastar.
 tener  una cuenta en suiza para esto!!! y es que hay cuentas y cuentas , que triste es ser una  expatriada con permiso de residencia temporal  dependiente  del permiso del cónyuge,
Cuando hacía reagrupaciones en Ibiza nunca me paré a pensar que algún día me tocaría a mi,  ni lo que se siente al no  tener un permiso de residencia independiente,
 ahora me doy cuenta de la situación en la que se encontraban aquellas mujeres la mayoría de Marruecos, o latino America que venían a España y  no tenían otra cosa que hacer que ser ama de casa, por que no podían trabajar, por lo menos hasta que no tuvieran una oferta y muchos trámites por delante, yo necesito sólo la oferta,